You are currently browsing the monthly archive for junio 2009.

El pasado viernes al salir del trabajo cogí un tren a Almería, así que me he levanté tempranito, cogí el metro y después una bici (sevici) y he llegado al trabajo la mar de contento, además al ir en bici me iba dando la brisita mañanera en la cara y ha sido una gozada.

El problema ha sido cuando al salir del trabajo he vuelto a coger la bici para ir a la estación de tren. Iba cargado con la mochila del portatil y la de la ropa. Así que ahi me teneis, a las 3 de la tarde por el carril bici recorriendo 1,5 kilometros. He llegado medio muerto, encima me adelantaba TODO el mundo, incluso una señora de avanzada edad me pedía paso por que se ve que mi velocidad la entorpecía. Esto me hace reflexionar sobre mi actual estado físico, aunque claro, teniendo en cuenta que iba cargado como una mula puede ser que este en forma y que por culpa del exceso de equipaje hasta la buena ancianita me adelantase.

Y a tiempo he llegado al tren y al montarme se ha vuelto a repetir la historia, gente que llega sin billete, personas que se sienta donde le sale de las narices, veamos señores si os dan un asiento específico en el tren es para que lo utilices, no para que llegues y te sientes donde quieras como si esto fuese el salón de tu casa.

Hasta ahí todo normal, la novedad ha sido el que se ha sentado a mi lado tenía billete para ir a Almería, pero ni coincidía la hora de salida, ni el tipo de tren. Vamos la caña. Y lo mejor es que el revisor le debía haber cobrado el billete de este tren pero se lo ha perdonado, se le ve buena persona.

¿Y que más? pues que ha empezado a hablarme, hasta ahí bien, pero es que no paraba de hablarme y como el viaje dura 5:25 horas dije, venga, vamos a sacar el portatil me pongo una peli y cuando vea que me pongo los cascos pues dejará de hablarme. Pero que va, ha seguido hablándome y cada vez que me hablaba paraba la peli me quitaba los cascos y atendía su conversación y cuando terminaba me volvía a poner los cascos y a poner la peli. Bien, este bucle lo hemos repetido como diez veces, hasta que me he dormido y cuando me he despertado ha vuelto a hablarme y a preguntarme mil millones de cosas. Se que soy poco sociable, pero de verdad, todo tiene un limite.

Al final, al quedarse vacíos los asientos de al lado se ha mudado y los dos hemos compartido el silencio.

Cualquiera que me conozca un poco sabe que no tengo mano con las plantas. He vivido en tres pisos y en los dos primeros intenté que crecieran un jazmín, un galán de noche y un aloe vera. El resultado fue dos jazmines y dos galanes de noche caidos en combate, sólo sobrevivió el aloe vera, la única planta que conozco capaz de llegar a buen puerto sin que se riegue.

En el piso donde vivo ahora he comprado un jazmín, un galan de noche, un poto, un espatiphilium y un tronco de brasil. Hasta la fecha sobreviven……TODAS!!!!!!!!!!!!!! impresionante!!!! sólo estoy preocupado por el jazmín y el galan de noche, que al estar en la terraza y con las temperaturas que se alcanzan en este pueblo (40 graditos al mediodía) creo que están apuntito de palmar.

Y como no tengo experiencia con plantas que sobrevivan a mis cuidados más de un mes, me encuentro en terreno totalmente desconocido. Como las veía un poco tristes les puse agua a reventar y como consecuencia el galán de noche se le han puesto algunas hojas amarillas y al jazmín le han salido un par de florecillas.

Así que esto va a ser cuestión de ensayo y error…seguiré informando de mis progresos y si todo va bien, pensaré en poner un pequeño huerto para hacerme mis ensaladas

A la hora de conseguir ahorrar energía soy de la opinión de que con muy poco se puede conseguir mucho. En el día a día podemos realizar acciones que pueden llevarnos a un ahorro considerable. Pero claro, luego ves cosas que tocan un poco las narices.

Por ejemplo, en el gimnasio al que voy han cambiado todas las alcachofas de las duchas, el agua antes salía con una presión normal y ahora sale como una especie de lluvia vaporizada. Consultando a los del gimnasio se ha realizado ese cambio para ahorrar agua. ¿Y cual es el problema? pues que antes tardaba cinco minutos en ducharme y ahora tardo cerca de quince, porque para quitarme el jabón del cuerpo tengo que hacer malabarismos,  poner la mano en la alchofa de la ducha para asi conseguir que el agua salga con un poco mas de presión y que cuando llegue a donde tengo jabón utilizar la otra mano para quitármelo…vamos, todo un show. El resultado es que ahí no se ahorra nada de agua y hace que se me inflen las pelotas cada vez que tengo que ducharme.

Tambien en el trabajo han optado por el ahorro, esta vez en la forma de energía eléctrica. Lo podemos ver en el siguiente papelillo que hay en los servicios

advertencia

Y la idea es buena, pero claro, la gente normalmente se lo pasa por el forro y ahí me tienes a mi que cada vez que voy a salir me tiro un rato apagando luces…ha sido un buen intento pero no ha calado en la gente

Supongo que la gente no ayuda con lo de apagar la luz por el ahorro que están haciendo con el papel higiénico y que es una especie de protesta contra los responsables de la administración del edificio. Resulta que desde que empezó la crisis han cambiado el maravilloso papel que teniamos por uno que es….como decirlo suavemente…bueno, suave precisamente no es…es como papel de fumar. Yo no pido que sea como el papel del perrito ese que sale en los anuncios, pero leche, doble capa es lo mínimo que se debe despachar. Total, que para conseguir la doble capa uno tiene que hacer un poco de ingeniería de papel e ir poniendo capa sobre capa. Así que al final, lo que pasa es que gasto el doble o el cuádruple, con lo que la intención del ahorro se va por donde os imaginais.