A la hora de conseguir ahorrar energía soy de la opinión de que con muy poco se puede conseguir mucho. En el día a día podemos realizar acciones que pueden llevarnos a un ahorro considerable. Pero claro, luego ves cosas que tocan un poco las narices.

Por ejemplo, en el gimnasio al que voy han cambiado todas las alcachofas de las duchas, el agua antes salía con una presión normal y ahora sale como una especie de lluvia vaporizada. Consultando a los del gimnasio se ha realizado ese cambio para ahorrar agua. ¿Y cual es el problema? pues que antes tardaba cinco minutos en ducharme y ahora tardo cerca de quince, porque para quitarme el jabón del cuerpo tengo que hacer malabarismos,  poner la mano en la alchofa de la ducha para asi conseguir que el agua salga con un poco mas de presión y que cuando llegue a donde tengo jabón utilizar la otra mano para quitármelo…vamos, todo un show. El resultado es que ahí no se ahorra nada de agua y hace que se me inflen las pelotas cada vez que tengo que ducharme.

Tambien en el trabajo han optado por el ahorro, esta vez en la forma de energía eléctrica. Lo podemos ver en el siguiente papelillo que hay en los servicios

advertencia

Y la idea es buena, pero claro, la gente normalmente se lo pasa por el forro y ahí me tienes a mi que cada vez que voy a salir me tiro un rato apagando luces…ha sido un buen intento pero no ha calado en la gente

Supongo que la gente no ayuda con lo de apagar la luz por el ahorro que están haciendo con el papel higiénico y que es una especie de protesta contra los responsables de la administración del edificio. Resulta que desde que empezó la crisis han cambiado el maravilloso papel que teniamos por uno que es….como decirlo suavemente…bueno, suave precisamente no es…es como papel de fumar. Yo no pido que sea como el papel del perrito ese que sale en los anuncios, pero leche, doble capa es lo mínimo que se debe despachar. Total, que para conseguir la doble capa uno tiene que hacer un poco de ingeniería de papel e ir poniendo capa sobre capa. Así que al final, lo que pasa es que gasto el doble o el cuádruple, con lo que la intención del ahorro se va por donde os imaginais.

Anuncios