El fin de semana pasado fue especial. Ya ha llegado el verano. Era una sensación que no tenía desde hacía mucho tiempo. Y ha sido porque sólo he hecho cosas típicas de verano.

El viernes por la noche fuimos al cine de verano, con nuestros cojines para los asientos (son de hierro y nada cómodos) compramos dos hamburguesas vegetarianas con salsa de guacamole y un par de cervezas. La peli era lo de menos, era la primera noche de verano. Vale, era Terminator IV, pero es que las otras opciones no eran mejores y se trataba de ir al cine de verano 😉

Al día siguiente nos fuimos a la playa de San José, primer baño en la playa para mí y tomar un poquito el sol que estoy mas blanco que la teta de una beata. Nos compramos un par de bocatas, que mas que bocatas parecían guitarras y debajo de la sombrilla nos los zampamos. Después nos fuimos a casita que servidor ya tiene una edad además de ser un poco señorito y necesito dormir la siesta en cama y con aire acondicionado.

Ya por la noche, nos fuimos con unos amigos a tomar unas cañas para prepararnos para mi primera noche de karaoke en la mojito party que organizamos en casa. UNA PASADA. En total 4 cañas + 4 mojitos de tubo…y como consecuencia terminé cantando el grán éxito del Fary “El torito” y  “It´s not unusual” de Tom Jones.

Y el domingo a dormir que había que recuperarse de los excesos del finde. Así que como veis un auténtico fin de semana de verano.

Anuncios