Pues continuamos con la aventura, tempranito nos levantamos, nos duchamos y nos fuimos llenos de esperanza y ganas de ver cosas hacia el coche. Lo cargamos con las cuatro maletas que llevabamos, dos pequeñas en el minimaletero y las otras dos atrás, haciendo que nuestra anfitriona fuese la pobre como una sardina en lata. Todo era precioso, Dublín nevado… Así que nada, seguimos hacia nuestro plan del día dos de enero, subir hasta Derry parando antes en Belfast.

Pues nada, nos pusimos en camino y al tiempo teníamos mucha hambre, así que hicimos caso a la guía y nos desviamos a un pueblito la mar de mono, tan mono que no tenían un maldito sitio donde tomarse un desayuno, era como un pueblo del oeste, una calle larga un par de hoteles y ya está, así que a seguir camino. Por fin vimos el cielo abierto al ver el cartel de una gasolinera y dijimos ea, esta es la nuestra, nos comemos lo que sea en la gasolinera y continuamos. Después de recorrer un buen trecho llegamos a una especie de pueblo en el que vimos una casa de techo como de paja y dentro en sitio de lo mas pintoresco para desayunar. Así que nos apretamos un peaso Irish breakfast con café en lugar de te, craso error, el café allí es como el agua de fregar los platos, asi que el resto de dias siempre nos decidíamos por el té.

Al entrar tuvimos un pequeño altercado con la puerta y es que no habia manera de abrirla, tenía un pestillo en el que había que apretar con el pulgar, hacer una maniobra que enseñaban a los lugareños de chicos en la escuela y empujar … pero vamos, que al final lo conseguimos y los lugareños aplaudieron el esfuerzo y el éxito.

Y continuamos camino hacia Belfast por esas carreteras Irlandesas que parece que las hicieron hace 50 años. Y al llegar a Irlanda del Norte nos/me pasó una cosa muy curiosa. Resulta que vi una señal de prohibición de velocidad de 40, así que servidor que es muy cumplidor con las señales (bueno, lo de aquella multa por exceso de velocidad fue una trampa) se pone a 40 km/h. En ese momento, TODOS los coches me adelantaban!!!!!!!!!! y yo decía como Asterix… ESTAN LOCOS ESTOS IRLANDESES!!! pero claro, luego piensas que algo tiene que estar mal, así que uno que tiene estudios, aplica sus conocimientos y dice, la leche, aquí miden en millas en lugar en lugar de kilómetros, asi que si el disco indica 40millas/h y yo voy a 40km/h, voy a una velocidad de……..24millas/h. Menos mal que fuimos rápidos y nos dimos cuenta y ya nos pusimos a la velocidad correcta.

Y por fin llegamos a Belfast!!!!! paramos en un mercado chulo, fuimos a la parte chunga chungísima y luego nos fuimos pa Derry. Por el camino tooooodo nevado, hasta que por fin llegamos a … DERRY!!!!!!!!!!!!! Después de dejar las cosas en la casa nos fuimos a cenar a un sitio chulísimo donde me tomé la primera pinta de cerveza HARP y después a los pubs. Creo que en uno de ellos me tomé una coronita… MAL!!!!!!!!! en irlanda SÓLO las mujeres beben coronitas, allí los hombres beben pintas, es decir 568ml de cerveza. Pero yo no se que pasa allí que había veces que me bebía dos pintas y yo estaba tan normal.

Una de las cosas que me sorprendió es que allí la gente esta hecha de una pasta especial, para que os hagais una idea yo iba con:

  • Calcetines de treking
  • Zapatos
  • Vaqueros
  • Camiseta manga corta
  • Forro polar
  • Abrigo de plumas
  • Bufanda
  • Gorro
  • Guantes

Bien, pues te ves a los irlandeses, a la una de la mañana a -2ºC en la puerta del pub para fumar con:

  • Vaqueros
  • Zapatos
  • Camiseta de manga corta del equipo de futbol local

Y YA ESTÁ!!!!!!! como locos….

Y nada, nos fuimos para la casita y a dormir y todo mu potito 😀

Anuncios