He vuelto al vinilo, llamadme pijo, excéntrico, pasado de moda …. lo que querais, pero el vinilo suena mu bien 😀 El otro día mi padre me dejó un antiguo amplificador con sus dos altavoces y un tocadiscos, así que recuperé mi colección de vinilos y llevo una semana disfrutando como un enano en mi casa escuchando música por las tardes al salir del trabajo.

Aquí hay una eterna guerra (he tenido un par de ellas últimamente) sobre qué es mejor, si el CD o el vinilo. Bien técnicamente podemos hacer las siguientes afirmaciones:

Vinilo:

  • Reproduce la forma original de la onda de sonido original, es decir, el sonido no sufre ninguna distorsión con respecto a la fuente original.
  • Reproduce todo el espectro musical, desde las frecuencias más bajas hasta las más altas que el oido no puede captar directamente, pero permite que el sonido se mantenga repleto de armónicos.

CD:

  • El CD evita los defectos del vinilo, es decir, no posee ese ruido de huevo frito y es más fácil obtener unos agudos nítidos.
  • El formato digital está cuantificado, no reproduce la onda original de sonido, si no que la mide X veces por segundo y la aproxima al valor más cercano de los que es capaz de representar. Los CDs tienen una definición de 16bits, o lo que es igual, pueden tomar 65536 valores distintos. A su vez tiene una frecuencia de muestreo de 44.1Khz, es decir, mide el valor de la onda 44100 veces por segundo. En resumen, mientras el vinilo puede tomar infinitos valores de manera contínua, los valores que registra el CD están limitados.

Por tanto, si nos ponemos técnicos el vinilo reproduce fielmente el sonido original. Así que el vinilo es mejor…eso si hay que tener oido para poder diferenciar el sonido de CD de un vinilo no? 😉

Anuncios