El sábado decidimos darnos una vueltecita por una playa cercana, así que cogimos el coche y allí que nos fuimos, como no voy a dar nombres diré que íbamos mujer A, mujer B y princesilla.

Yo iba al volante y como el coche estaba en reserva decidimos ponerle un poquito de combustible, paramos en la gasolinera, se pagaron 10 eurillos y seguimos camino. A los dos minutos y a 60 km/h el coche se cala, paré en la cuneta, me disculpé por mi falta de pericia y arranqué. A los dos minutos se vuelve a calar y ya con el coche parado empiezo a blasfemar, y es al intentar arrancar el coche cuando escucho desde el asiento trasero……….PÁRALO PAUL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! QUE LE HAN PUESTO GASOLINA EN LUGAR DE DIESEL!!!!!!!!!!!!!!!

Momentazo, no voy a dar nombres, si alguien se quiere identificar que se identifique jejejejeje, el caso es que vinieron en nuestro rescate con un bidon de 40 litros lleno de diesel y un tubo para intentar sacar del depósito la gasolina que no debía estar ahí. Como soy un caballero, metí el tubito de plástico en el depósito y empecé a succionar para que saliese la gasolina y por la teoría de los vasos comunicantes (esto me lo explicaron insitu) que saliese TODA la gasolina.

El primer problema que encontramos es que el tubito de marras no llegó a la gasolina, con lo que las primeras 10 succiones fueron de vapores de la gasolina, así que iba yo ya en todo lo mío. Volvimos a meter el tubo, esta vez de forma correcta (no fui yo, fue nuestro rescatador el que lo hizo bien) y empecé otra vez la maniobra de succión. En la primera succión me bebí un buchito de gasolina (nota mental, no volver a hacerlo jamás, esta asquerosa), pero como el tubo no estaba más bajo que el depósito no salía el resto de la gasolina.

Total, que la cosa era tener un tubo mas largo, nuestro rescatador fue a un bar cercano y consiguió una mangera de regar, que al meterla en el depósito y yo succionar me tragué TODOS los vapores de gasolina que quedaban en el depósito, así que ahí me teneis apuntito de potar lo mas grande y con un cebollón impresionante y yo pensando en la combustión expontánea y en que en cualquier momento podía explotar.

Así que después de esto, cogimos el bidón de 40 litros, se lo pusimos y el coche salió andando. Nos fuimos pa casita, me senté en el sofá y me puse un vaso con hielo y aceite de motor de coche para hacer bien la digestión.

Pa habernos matao 😛

Anuncios