Muy buenas again, pues aquí estoy ya en el ecuador de las vacaciones, primero tres días disfrutando de la playa, y de miércoles a sábado en la alpujarra almeriense en concreto en Mecina Bombarón, si señores, Almería tiene Alpujarra, no todo iba a ser desierto y playa.

Han sido unos días de puuuuuuuuuuuuuuuro relax, una temperatura muy agradable (por la noche dormía con sábana, colcha y una mantita por encima), caminatas por el monte con baño incluido en arroyitos…bueno, lo del baño fue sin querer, uno que iba en plan explorador, descalzo por los arroyos estos, total, que en un alarde dije, voy a tirar por ahí…y si, resulta que por ahí estaba resbaladizo y ZAAAAAAAAAAAAAAAAS ostiazo (sin dolor) al canto, así que ya que estaba un poco mojado me fui arroyo arriba en busca de aventuras y a bañarme en una poza que había. A esta andanza se unieron dos chavalines de unos diez años que había en la casa de al lado y ahí me di cuenta que ya no soy un chaval jejejejejejeje que claro, ellos son mas pequeños y tienen las rocas mas cerca y por tanto les es mas fácil jeejejejejeje.

Me ha dado tiempo a todo, a descansar, a terminar el libro que me estaba leyendo (Brooklyn Follies, lo recomiendo) a ponerme moreno, a hacer ejercicio, birrita, vino, quesos….vamos, como un marqués.

El lugar es bastante bonito, vereis, a las afueras del pueblo había molinos de agua que con el tiempo han caido en el olvido, hasta que algunas personas los han restaurado, unos como viviendas y otros como casa rural 😉

Si quereis tranquilidad y vida en la naturaleza este es vuestro sitio. Aquí os dejo algunas fotillos 😉

Fotitos

Anuncios