Pues sí, el primer paso dicen que es reconocerlo, ¿y como he llegado a esa conclusión? muy sencillo, hoy después de trabajar y hacer varias gestiones me he acercado a casa de mi madre para inflarle las ruedas a su coche que estaban nada mas que regular.

Lo primero que me ha dicho es…Pablo, te veo un poquito más gordo…Otia!!!!!!!!!!, ¿no voy a estar un poquito mas gordo después de las vacaciones de desmadre culinario que he tenido? y después de eso, la buena señora me dice que tiene un regalito para mi, saca una tableta de chocolate y me la dá ¿?¿?¿?¿?¿?¿¿? po vamos a ver, no me has dicho que he pillao algunos kilos? po no me des una tableta de chocholate alma de cántaro!!!!!!!!!!!!!!!

Total, que mientras iba en el coche para inflar las ruedas, he abierto la tableta y he empezado a comer y en menos de ….. ya estaba la tableta finalizada, como un campeón!!!! y es que hay cosas que van conmigo, por ejemplo esto o empezar un yogur de 500cc y terminarlo sin problemas.

Pero respecto al chocolate es que no puedo, lo siento, a mi eso de abrir una tableta, comerme una onzita y ya esta no, no es para mi, y ya que el otro día hice algunos propósitos voy a añadir otro más, intentar controlarme con este tipo de cosas…aunque no prometo nada, la naturaleza de las personas es complicado cambiarla, ¿no?

Anuncios