No puede ser, uno se centra, decide hacer ejercicio, cuidarse, hacer comidas sanas sin excesos ni cosas raras, ser bueno…..pero claro, uno llega el domingo por la noche, la madre de uno al recogerle del aeropuerto le dice, el sábado me acerqué a tu casa a regar las plantas y uno dá las gracias y cuando abro el federico para beber agua fresquita, uno se encuentra lo siguiente:

Si amigos, dos tabletas de chocolate!!!!!!!!!! en eso momento, cerré el federico con dificultad porque el corazón me empezó a latir con mucha fuerza y los tímpanos casi me revientan, así que me dije, venga, vamos a coger un poquito de hielo para ponérmelo en el cogote y así que se me pase la impresión…..

Abro el congelador, después el primer cajón y ZAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS

No una caja de Magnum cualquiera, MAGNUM GOLD!!!!!!!!!!!

Llevo desde ayer sin entrar en la cocina y escuchando desde lejos….veeeeeeeeeeeeeen cómemeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!! Estas cosas no se le hacen a un hijo 😛

Anuncios