Ayer fue un dia horrible desde el punto de vista deportivo. El martes me llamó mi padre para decirme que ayer miércoles se vendrían por la tarde mi hermano y él a tomar algo a mi casa, les dije que los miércoles descanso de nadar pero que suelo coger la bici por la tarde y que a eso de las 19:30 estaría en casa, a eso me responde que anda, que vuelva antes, a lo que yo respondo, ok, iré por la mañana al gym y así podéis venir a eso de las 18:30 a casa.

Pues nada, ayer cuando me levanté por la mañana me dije, oti que cansaaaaaaaaaaaaaaaaaaao estoy, me voy a quedar durmiendo y hoy relax total. Voy al trabajo y a media mañana mi compi dice que quiere comer una palmera de huevo de la máquina, le acompaño y cuando saca la palmera vemos que con un simple empujoncillo a la máquina dejaría caer la siguiente, así que empujón a la máquina y ZAS!!!! una palmerita para el menda.

Imaginaos, yo con esa palmera de huevo que tiene ese azuquita por encima que la hace más apetitosa, que cada bocado sabe a gloria!!!!! que podía hacer yo? un simple mortal que es débil en asuntos de esta índole….pues nada, lo normal en esto casos, ZAMPARMELA y despúes remordimiento….que le vamos a hacer uno es como es.

Y si no fuera eso poco, mi padre y mi hermano llegaron a las 19:30 con lo que podía haber ido a dar un paseo con la bici…pero nada, encima cuando llegaron lo primero que me entregaron fue una botella de ron añejo y ea, a tomar una copita mientras charlábamos de negocios….si es que no puede ser…

Hoy como penitencia he ido a muerte en la piscina y 8 minutitos de sauna 😉

Anuncios