Si, ya se que con el título del post voy a salir en las primeras posiciones de los buscadores jejejejejeje, así que guarrillos que vengais en busca de emociones fuertes podéis dejar de leer porque este post es de lo mas casto y ñoño que os podais imaginar.

Como ya saben los que leen asiduamente este sitio, estoy en plena lucha contra los que nadan en la calle rápida de la piscina y son lentos. Bien, esta mañana una chica (que no puedo decir si es mona o no, porque ahí vamos con el gorrito, las gafas y con la cara desencajada del esfuerzo) estaba nadando en la misma calle que yo, ella iba mas despacio y por delante mía. Cuando hemos llegado al bordillo, ella se ha parado, yo me he parado, me ha mirado y me ha dicho…… pasa tu que vas más rápido.

En ese momento, dos lagrimones han salido de estos ojitos (me he tenido que quitar las gafas porque las lágrimas rebosaban y la visión era pelín complicada) y los pelos semán puesto como escarpias de la emosión. Yo, como ante todo soy un caballero y en estas situaciones me derrito y me dejo llevar por la emoción del momento le he dicho con una de mis mejores sonrisas, no por favor tu primero.

Si es que a mi es muy fácil ganarme, no hay mas que decirme estas cosas y uno ya se olvida de todo lo que le molesta 😉

Anuncios