Como donde trabajo ahora estamos en jornada partida y además hay que comer en el edificio, hoy hemos hecho un acto de rebeldía predemeditado y nos hemos ido a comer al parque. Con bocatas, bebidas, una manta para tumbarnos en el cesped y como no poner la alarma para que cuando se acerque la hora de volver no nos quedemos sopa.

 

 

Y esta es la maravillosa vista ya tumbaito …

 

 

Anuncios