La semana pasada tenía yo el antojo de comer pescaito así que me dije, este finde vamos a comprar algunas cosillas y nos damos un homenaje. Dicho y hecho, el sábado por la mañana fuimos a lo que queda del mercado de Almería (lp están remodelando y ahora los que no se han ido al mercado provisional están en una tienda pescadería-frutería) y compramos un kilito de sardinas, medio de almejas, dos filetes de aguja y casi un kilito de gamba roja de Garrucha. Éramos seis y sólo puedo decir que sólo nos dejamos dos sardinas y los filetes de aguja que se tuvieron que ir al congelador.

He de decir que ningún bicho ha sufrido en el transcurso de la redacción de esta entrada en el blog 😉

Anuncios