Pues ¿qué decir? una ciudad pequeñita que en dos/tres días puedes ver y disfrutar (para conocerla profundamente pues más tiempo).

Me lo he pasado bastante bien, he practicado inglés aunque hubo una vez que fui a preguntarle a un taxista cuanto tiempo se tardaba en llegar al aeropuerto y me quedé en blanco y sólo atinaba a decir mmm errrr time….airport, como Hommer Simpson cuando ve una rosquilla, el clásico bloqueo de cuando uno tiene toda la sangre del cuerpo trabajando en el estómago.

Sólo una recomendación, aunque el aeropuerto de Liverpool es pequeño, se tarda bastante en pasar el control de seguridad. Son bastante estrictos en materia de seguridad (me hicieron quitar los zapatos).

Os dejo con un video del amanecer desde el avión.

Anuncios