Hoy ha sido el cumpleaños de mi abuelo, 96 castañas que ha cumplido el jovenzuelo y ahí sigue, con sus achaques pero todavía dando guerra.

Para el que no lo sepa mi abuelo esta como una tapia y hace años que cuando hablamos con él lo hacemos escribiendo en un papel o si estamos delante del ordenador en word.

Hoy ha sido uno de esos días que hemos utilizado el ordenador y hemos estado hablando de cuando fui hace unos meses a su pueblo (Cazalla de la Sierra) y no se como eso ha derivado en cuando estuvo en la guerra civil española. Creo que es la única persona que conozco que ha estado en una guerra. Me dijo que él había salvado la vida por dos veces.

Resulta que el bando que le tocó en suerte capturó a dos del bando contrario y su teniente le dió una pistola para que los matara. Él se negó y el teniente a punta de pistola le dijo que o los mataba él o le pegaba un tiro a mi abuelo.

Mi abuelo se negó y lo metieron en la carcel a espera de consejo de guerra y posterior fusilamiento. En esta ocasión, por suerte salvó la vida.

La vida te va dejando heridas que unas sanan y otras permanecen abiertas hasta el final. Hay cosas por las que los seres humanos no deberían pasar nunca.

Anuncios