You are currently browsing the category archive for the ‘Sevilla’ category.

Yo ya no se si es por lo agobiado que estoy en el trabajo o vete a saber porque, cada vez me tomo las cosas  “malas” o que pueden hacer que te fastidien el día con mas humor.

El viernes pasado de camino al trabajo estaba lloviendo a mares. Como llegué con el tiempo en el culo no me quedó mas remedio que aparcar donde Cristo perdió la alpargata. Cogí mi mini paraguas minibabibel y cuando voy a abrirlo…zaaaaaaas, me quedo con el mango en la mano…tal que esto

paraguas

Total, que con lo poquito que me queda del paraguas, me armo de valor y tiro para la entrada.

8 largos minutos después consigo llegar. Mis pantalones de cintura para abajo, tanto por delante como por detrás estaban empapados, bueno empapados no, lo siguiente!!!

Así que llegué a mi sitio y dije, así no puedo trabajar porque me va a dar una pulmonía horrible. En ese momento me vino la imagen de un episodio de Mr Bean

Que hice yo? pues me fui al baño de los minusválidos (es un baño que se cierra y ya no entra nadie mas), cerré la puerta, puse el pestillo, me aseguré que el pestillo estaba bien puesto, fuera zapatos, fuera pantalones y en gallumbos me puse a secar el pantalón.

Llegó un momento en el que estaba alli mirandome en el espejo, sin pantalones, descalzo y secando los pantalones y me dije vaya puntazo como entre alguien aqui ahora y me vea así, total, que me empecé a descojo… de la risa

Así que mira, un par de cosas que me podrían fastidiar el día se convirtió en la risa del día.

Si es que hay que reirse de las cosas

Anuncios

Pues si, al ladito de mi casa esta el Gran Casino!! y el viernes anunciaban un monólogo de un tal Quique de la Fuente. El precio? una pasada, 14 euros la entrada, aunque si lo comprabas por groupon o letsbonus salía a 9 euros pero dije, unas cañas en un bar que hay al lado, nos acercamos y vemos como esta el patio y ya si eso entramos.

Llegamos al Gran Casino con mas miedo que vergüenza y nos plantamos en la recepción, miramos a diestra y siniestra y vimos a una chica que llevaba la gestión de las entradas del espectáculo, nos acercamos y…es aquí lo del monólogo? si, aqui es, y el precio? 14 euros por barba, mi cara fue un poema teniendo en cuenta que estamos en la cuesta de enero y en economía de guerra…La chica parece ser que se hizo cargo de la situación y me dijo…Pero si me dices que quieres reservar te apunto aquí y te cuesta a 7 euros la entrada.

Vamos a ver, a los de Groupon y Letsbonus le sale mas caro que si yo voy y reservo? po vale!!!!!!! así que tomó nota de mi nombre y nos fuimos a ver El Gran Casino!!!!!

Uno se espera que aquello sea como Las Vegas, con filas y filas de máquinas tragaperras, gente con smoking jugando al poker y en las mesas de los dados el típico tío tirando los dados, dos chicas explosivas al lado con vestidos que no dejan nada a la imaginación y público rodeándolo para ver si hace saltar a la banca.

Pues mira, nada de eso, aquello es enano, además te miran de arriba a abajo como diciendo si no vas a jugar lárgate que molestas y encima había cuatro gatos.

Nos fuimos a la sala de las tragaperras y tres cuartos de lo mismo. Pero aquí dijimos, venga unas moneditas que tengo suelto 5 centimos y así podemos decir que casi somos ludópatas. Una mixxxda pa mí, estuvimos buscando la ranura de las monedas y no tenían!!!!!! sólo tenían para meter billetes.

Así que a fastidiarse, con la ilusión que tenía yo de jugar unos cartones en el bingo y no tenían de eso tampoco…

Bueno, a lo que iba, el monólogo muy gracioso ah y en el precio iba una consumición 😀 pero cuando ya eran cerca de la una de la mañana y de viernes uno estaba ya casi dando cabezazos…con lo que yo he sido…..

…tiene el chiste…

Niño!!!!!!! Limpia la habitación!!!! Qué va a decir la señora de la limpieza mañana cuando la vea!!!!!

Pues mas o menos lo que me pasó hace poco. Había una oferta en Groupon para limpiar la casa y como el precio era bueno me apunté. Pero claro, el día antes me puse a recoger la casa como un loco porque me daba vergüenza que viese todo por medio, alguna pelusilla que otra detrás de las puertas….

Total, que ahora he encontrado a alguien que va a venir con cierta regularidad y claro, como la semana que viene es el primer día ya estoy limpiando como loco para que encuentra la casa limpia como una patena…

Es grave doctor?

El pasado sábado vino a mi pueblo chambao. Ha sido curiosa mi relación con este grupo, al principio no me gustaban nada, pero nada de nada de nada.

Pero oh misterios de la vida un día a raiz de esta canción la cosa cambió

Chambao empezó hace unos diez años con lo que la gran mayoría de los que fuimos al concierto éramos ya un poco puretas. Estando en la cola del concierto y detrás de mi una pareja entradita en años casi se mueren de la risa cuando al pasar por su lado unos jovenzuelos dijeron por dios no hay nada más que cuarentones!!!

Otra cosa que me sorprendió (se ve que ya a los conciertos a los que voy son de los que se sienta uno en butacas) es que cuando ya estaba el concierto empezado miré a los que estaban cerca del escenario y veía como lucecitas y me dije ¿la gente con mecheros en una canción animada? nada más lejos de la realidad, eran chorocientos de móviles grabando en video el concierto con el móvil, lo que está cambiando la tecnología nuestra relación con la realidad…

Y sí, los mecheros han vuelto a los conciertos, pero en el móvil. Resulta que el larguirucho que estaba delante mía sacó el móvil y puso una aplicación/linterna simulando el mechero…ver para creer…

Eno, un concierto que estuvo bien, al día siguiente para mi sorpresa me levanté cerca de las 12 del mediodía, justo para ponerme el bañador y bajar un ratito a la pisci…vamos, como los jovenzuelos 😉

Este fin de semana nos hemos ido con unos amigos a hacer la vía verde de la Sierra Norte de Sevilla. Ya la hicimos el año pasado allá por noviembre, pero teníamos ganas de repetir.

Nada más llegar el viernes, dejamos las cosas en el hotel y fuimos al pueblo a cenar un poquito, pedimos croquetas, queso, jamón y secreto ibérico. Bien, pues lo que pude comer fue el queso y las croquetas, porque el secreto con el aparato en los dientes era un poco complicado, sólo podía comer los trocitos pequeños y con un poco de dolor, pero no veáis como estaba!!!!!! para morirse, esa grasita jugosa cubriendo todas mis papilas gustativas…uffff y luego un anisito y un licor de guindas para bajar la comida 😀

Al día siguiente, con fuerzas renovadas nos fuimos al sitio donde alquilaban las bicicletas. El año pasado las llevamos nosotros, pero mira, por 10 eurillos podías tener una bici de montaña que estaba apañada y nos ahorramos el viajar con las bicis que es un poco rollo.  Antes de salir, nos dijeron que si teníamos algún problema que les llamásemos e iban a por nosotros.

Como soy previsor, me llevé un par de tubos de estos que sirven para arreglar los pinchazos, es una espuma que se le mete a la cámara de la bici y se arregla en dos patadas. Y todo perfecto oye, buen tiempo, solecito, bonitas vistas…incluso paramos en un sitio para tomar un piscolabis de pluma ibérica, pisto, queso…mmmm riquísimo. Total, que cuando estábamos a 3 km del sitio donde devolver las bicis digo…otia, que creo que he pinchado!!!!!! y efectivamente, pinchazo al canto. Me bajé y dije, joe, que bueno soy, menos mal que me he traido la cosa esa de arreglar los pinchazos. Lo sacó, cojo la válvula de la bici y…….ZASSSS!!!!! me quedo con la válvula en la mano!!!!!! valiente porquería de cámara!!!!!

Así que nada, saco el móvil para llamar y….oooooooohhhh estamos rodeados de montañas y no hay cobertura!!!! MALDICIÓN!!!!! así que nada, a andar con la bici 3 km. Cuando llegué, le digo al tío lo que me ha pasado y con toda la tranquilidad del mundo me dice…aaaahhh que se te ha pinchado la bici, vaya, que mala suerte y claro como ha sido el último tramo no había cobertura….con una tranquilidad lo decía que mira, de un infarto ese hombre no se muere…..

Y con estas nos fuimos a comprar mantecados, duchita, siesta y a cenar una sopita calentita de esas que levantan a un muerto 😀

Después del finde y ver como vive la gente del pueblo, con esa tranquilidad, todo el mundo se conoce (supongo que la privacidad tampoco existe), sin prisas…estaría bien vivirla una temporada para parar el ritmo, aunque no se yo si terminaría acostumbrándome…

En la plaza de la Encarnación de Sevilla han puesto las setas. Una obra presupuestada en 50 millones y que se fue a los 86 (con dos huevos) y que sirve para dar sombra a toda la plaza además de tener un mercado y una especie de museo arqueológico.

Por un módico precio puedes subir hasta arriba y darte un paseito y ver la ciudad desde otra perspectiva. Aquí os dejo unas fotitos…

La última foto es una curiosidad, resulta que había una máquina con la que podías recargar por 15 min tu movil, tenía TODO tipo de cargadores, eso si, creo que valía un euro….desde luego la gente ya no sabe que inventar…

Este finde vinieron unos amigos a Sevilla, porque entre otras cosas íbamos a ver….cha chán!!!!!! redobles de tambores brrbrbrbrbrbrbrbrbr

Si amigos, al circo del sol. La última vez que fui al circo creo que tenía unos 6 añitos y fue para ver el circo de Angel Cristo, así que no veas la que ha caído desde entonces.

Citando al torero aquel de Ubrique sólo puedo resumirlo en dos palabras IM PRESIONANTE. Hacía muchísimo tiempo que no se me ponían los pelos de punta, me reía a carcajadas, me emocionaba, me ponían el corazón en un puño con las piruetas y equilibrios que hacían y sin decir el quedarme con la boca abierta de la belleza con la ejecutaban cada una de las coreografías. Si no lo habéis visto, TENEIS QUE IR!!!

Así que si teneis la oportunidad de ir no lo dudeis. Eso si, mi consejo es que intenteis comprar el asiento de los que están centrados y no necesariamente los más caros son los mejores. Los más caros están casi a pie de pista y sí, estas cerca, pero pierdes bastante perspectiva, mientras que si cojes el del siguiente rango de precio pero centrado ahí creo que lo vereis mejor que nadie. Como siempre, la virtud esta en el término medio 😉 Llevaos una botellita de agua porque dentro los precios son la leche.

Después del subidón del circo teníamos una mesa en un restaurante japones que hay en el centro, al lado de la catedral. Como uno está inmerso en esto de las tecnologías 2.0, reservé con antelación vía web y todo genial. Si, todo genial hasta que llegamos al restaurante, al ponernos delante de la puerta vemos que el japonés no esta WTF!!!!!!!! así que entro y le digo a la srta que había por allí…mira perdona perdona, pero es que tenía una reserva para cuatro personas en un restaurante japonés que había aquí… a lo que me responde que si, que había un restaurante japonés pero que ya no, que el dueño del hotel ha pensado que mejor un italiano.

Si, a cuadros nos quedamos, con lo fácil [momento friki on] que hubiese sido poner un trigger en la base de datos para que se mandase un mail al usuario si cambia el restaurante. Pero bueno, entramos porque la chica nos dijo que el segundo de Martín Berasategui era el que llevaba el italiano y que había un cocinero siciliano haciendo las pizzas. Pues por lo que comimos se ve que el segundo de Berasategui estaba de vacaciones y el cociniero siciliano le estaría poniendo unos zapatos de cemento a alguien porque las pizzas de buitoni le dan mil millones de vueltas a la pizza que me tomé y la pasta de mis acompañantes tampoco era para tirar cohetes…así es la vida

El único italiano que recuerdo con gusto era uno que había en Dublin cerca del Temple Bar al ladito del rio Liffey, con un viejecillo cantando canciones con su violín….

Se puede decir más alto pero no mas claro. Os comento como es, aquello es un pasillo relativamente largo y en el final esta la puerta por donde sale la gente y justo al lado la puerta para salir del aeropuerto. Pues TODOS los familiares se ponen en la puerta por donde salen los pasajeros con lo que se forman unos pifostios de no te menees, para colmo hoy, entre toda la gente me encuentro al salir a una especie de paparazzi haciendo fotos, no se si es que también llegaba la Pantoja, Paquirrín o alguien de la isla de los famosos. Esta bien eso de que te vengan a recoger, pero leches, tiene que ir hasta la abuela????

Lo que no entiendo es como no hacen algo para remediar esas aglomeraciones…welcome to the jungle!!!!!!!!!!

Citando a Fernando Arrabal el mineralismo va a llegaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrr!!!!!!!!!!!