You are currently browsing the monthly archive for diciembre 2009.

Anuncios

Pues si amig@s, estoy mayor, para nada me siento mayor pero resulta que el domingo tenía dolores en la espalda y en las piernas, por la tarde fiebre y me dijeron (y pensé) esto va a ser ¡¡¡¡GRIPE!!!! po nada, ahí que me meto entre pecho y espalda mi paracetamol de un gramo y el martes ya ni rastros de fiebre (como un campeón).

En ese momento pensé, si es que soy un chaval, me pongo malito con fiebre, que además cuando a mi me da fiebre me pongo muuuuuuuuuuuuuuuy malo y con un poquito de paracetamol se me pasa, vamos que mi cuerpo serrano esta como salido de fábrica, ¿si? PUES NO, nada mas lejos de la realidad. Resulta que también tenía un cierto ardor a la hora de miccionar así que hoy he ido de urgencias (si señores, servidor va de urgencias que pa eso lo vale) y la Doctora al verme la cara de sanote que tengo me mira y con sorna me dice ¿y de que es la urgencia? Mira, porque me molesta cuando meo que si no os juro que le hubiese regado los pies allí mismo.

Con detalle y paciencia le explico mi cuadro clínico y acto seguido me da un botecito para hacerme un análisis de orina, que por cierto, ahora me viene a la memoria una vez que estaba esperando para hacerme unos análisis de sangre y llegó uno con el botecito lleno jejejeje, vamos que no habia utilizado la probeta que te dan para que pongas ahí tu agüita amarilla y el fiera iba ahi con su bote sin tapar…. que claro, que servidor cuando fue a la revisión médica de la empresa le ofrecí mi probeta a la niña que había en recepción y a otra más, hasta que por fin se la dí a la que me hizo la revisión….

Bueno, pues después de beber agua para criar ranas en el estómago por fin relleno el bote, pongo el contenido en la probeta y esta vez a la primera acierto a quién dársela. En menos de cinco minutos tenía mis resultados y al ver los resultados la Doctorsita me dice….¡¡¡¡¡pues que tengo arenilla en los riñones!!!!! Pol dió, pero si eso es de viejos!!!!!! Así que nada, me ha mandado un sobrecito y mucha agua y que si sigo mal que vaya al médico de cabecera…. ¿que será lo siguiente?

Desde luego ya no soy el de antes C’est la vie

No se si os acordais que comenté que por octubre fuimos a un restaurante marroquí y que probamos la pastela moruna. Bien, ha llegado el momento de hacer la receta 🙂

Después de mirar varias recetas por internet hice mi interpretación de la pastela y básicamente sería esta:

  • Pasta filo
  • 500 gr pechuga de pollo (deshuesado, sin piel y cortado en cuadraditos)
  • 1 cebolla
  • 2 huevos duros
  • Uvas pasas (a sentimiento)
  • Piñones (a sentimiento)
  • Azucar moreno molido
  • 1 copa de vino dulce
  • Especias (luego lo explico)

Picamos la cebolla finita y la pochamos en una sartén. Cuando ya este doradita añadimos el pollo a fuego fuerte y removemos continuamente hasta que este dorado. Bajamos un poco el fuego, añadimos las uvas pasas y los piñones y removemos para que se mezcle todo bien.

Aquí habría que añadir la copa de vino dulce y esperar a que reduzca, servidor no tenía vino dulce así que este paso me lo salté, pero tiene pinta que con esto el pollo queda jugosito 😉

Lo siguiente que hice fue añadir las especias. En las recetas que he visto dice añadir Ras el Hanout que no es más que una mezcla de diferentes especias (pimienta, nuez moscada, cardamomo, jengibre, clavo, canela, etc), así que añadí de todo: canela molida, pimienta molida (molida con molinillo), jengibre molido, pimentón dulce, nuez moscada….

Removemos, añadimos el huevo duro picadito, volvemos a remover y ya está listo.

Ahora nos queda montar la pastela. Para ello tomamos un molde y vamos poniendo hojas de pasta filo en forma de abanico

Ponemos el relleno dentro

Vamos cerrando las hojas una a una

Sellamos con un poco de agua

Horneamos a 180ºC a media altura hasta que empiece a dorarse, si se dora mucho queda demasiado crujiente para mi gusto. Lo sacamos del horno, espolvoreamos con una mezcal de canela molida y azucar moreno molida.

El resultado es este

No estaba mal, creo que para ser la primera salió muy bien y así lo certificó mi conejillo de indias 😀 (además de ayudarme a cerrar la pastela con mucho arte y salero)