You are currently browsing the category archive for the ‘Música’ category.

Hace un par de años me quede con las ganas de regalarme ir a un concierto de Mark Knopfler. Cuando por fin me decidí, los tickets agotados, Londres, Dublin, Alemania…vamos, que estará mayor, pero arrastra todavía a las masas.

Así que, el otro día anunciaron en su página web que para principios de 2015 sacaba nuevo disco y anunciaba gira, así que servidor se va a Dublin a verlo!!!!!!!!! es impresionante, acabo de comprar las entradas y ni me lo creo jejejejeje por fin voy a ver a uno de mis ídolos, ahora entiendo cuando las quinceañeras se ponen a llorar cuando ven al justin biber ese

Ni que decir tiene que es mi guitarrista preferido, tengo todos sus discos, toco sus canciones…..así que espero no ponerme a llorar de la emoción como una magdalena cuando lo vea en directo 😀

Por curiosidad, he mirado la disponibilidad de tickets en londres y esta casi agotado, así que sí, los abuelillos MOLAN!!!!!

El pasado sábado vino a mi pueblo chambao. Ha sido curiosa mi relación con este grupo, al principio no me gustaban nada, pero nada de nada de nada.

Pero oh misterios de la vida un día a raiz de esta canción la cosa cambió

Chambao empezó hace unos diez años con lo que la gran mayoría de los que fuimos al concierto éramos ya un poco puretas. Estando en la cola del concierto y detrás de mi una pareja entradita en años casi se mueren de la risa cuando al pasar por su lado unos jovenzuelos dijeron por dios no hay nada más que cuarentones!!!

Otra cosa que me sorprendió (se ve que ya a los conciertos a los que voy son de los que se sienta uno en butacas) es que cuando ya estaba el concierto empezado miré a los que estaban cerca del escenario y veía como lucecitas y me dije ¿la gente con mecheros en una canción animada? nada más lejos de la realidad, eran chorocientos de móviles grabando en video el concierto con el móvil, lo que está cambiando la tecnología nuestra relación con la realidad…

Y sí, los mecheros han vuelto a los conciertos, pero en el móvil. Resulta que el larguirucho que estaba delante mía sacó el móvil y puso una aplicación/linterna simulando el mechero…ver para creer…

Eno, un concierto que estuvo bien, al día siguiente para mi sorpresa me levanté cerca de las 12 del mediodía, justo para ponerme el bañador y bajar un ratito a la pisci…vamos, como los jovenzuelos 😉

Esta canción me encanta y además como casi todas las canciones que me gustan está asociada a un determinado momento de mi vida, y esta en concreto está asociada a uno muy especial que me pone los pelos de punta y me entra un gusanillo por el estómago que me deja listo papeles 😀

 

 

In Dublin’s fair city
Where the girls are so pretty
I first set my eyes on sweet Molly Malone
As she wheeled her wheel barrow
Through the streets broad and narrow
Crying ‘Cockles and mussels alive, alive ho’

She was a fishmonger
And sure ‘twas no wonder
For so were her father and mother before
And they wheeled their barrows
Through the streets broad and narrow
Crying ‘Cockles and mussels alive, alive ho’

She died of a fever
And no one could save her
And that was the end of sweet Molly Malone
Now her ghost wheels her barrow
Through the streets broad and narrow
Crying ‘Cockles and mussels alive, alive ho’

 

 

Mirando desde mi balcón, las transeúntes,
Haciendo de cuenta que estoy tomando apuntes,
Y ella busca algo en su cartera.
Y yo me digo ya llegó la primavera.
Y la maceta enfrente se llenó de brotes,
Y allá abajo el barrio se llenó de escotes,
Y la tarde se escapa verso adentro,
Y yo sigo buscando sin encontrar mi centro.
Y pongo ladrillo sobre ladrillo,
Y sigo sin dar con el estribillo.

Y entonces me pregunto
¿Qué es lo que viste en mi?
¿Qué es lo que te hizo abrir así
Tus miedos, tus piernas, tu calendario,
Las siete puertas sagradas de tu santuario,
La extraña luz de tu cámara oscura,
El infranqueable cerrojo de tu armadura?

Las transeúntes se han organizado,
Tienen el deambular sincronizado,
Y van haciendo su coreografía,
Con las rodillas del color de la alegría.
Cada farola tiene ya su bailarina,
Y la banda viene entrando por la esquina.

Y la tarde enseña la cintura,
Y el tiempo enseña que hay cosas que no se curan.
Y las musas huyen si las asedias,
Y otra canción que va a quedar a medias.

Y entonces me pregunto
¿Qué es lo que viste en mi?
¿Qué es lo que te hizo abrir así
Tus miedos, tus piernas, tu calendario,
Las siete puertas sagradas de tu santuario,
La extraña luz de tu cámara oscura,
El infranqueable cerrojo de tu armadura?

¿Qué es lo que viste en mi?
¿Qué es lo que te hizo abrir así?

¿Qué es lo que viste en mi?
¿Qué es lo que te hizo abrir así?

¿Qué es lo que viste en mi?
¿Qué es lo que te hizo abrir así?

¿Qué es lo que viste en mi?
¿Qué es lo que te hizo abrir así?

 

El sábado por la mañana estaba tarareando una canción, no tenía ni idea de la letra, ni del autor…vamos, nada de nada, sólo que la cantaba una mujer y que me parece que empeza con … it´s so quite tariroriiiiiiiiiiii tariroriiiiiiiiiiii así que me voy a google y ellos me resuelven la papeleta 😀

¿qué haríamos sin google?

Esta canción pertenece a la banda sonora de la peli Diarios de motocicleta. El autor es Gustavo Santaolalla un excelente compositor y esta como casi todas sus composiciones son obras maestras (por lo menos a mi me lo parecen 😉 )

Para el que no lo sepa, el instrumento que utiliza se llama Charango.

He vuelto al vinilo, llamadme pijo, excéntrico, pasado de moda …. lo que querais, pero el vinilo suena mu bien 😀 El otro día mi padre me dejó un antiguo amplificador con sus dos altavoces y un tocadiscos, así que recuperé mi colección de vinilos y llevo una semana disfrutando como un enano en mi casa escuchando música por las tardes al salir del trabajo.

Aquí hay una eterna guerra (he tenido un par de ellas últimamente) sobre qué es mejor, si el CD o el vinilo. Bien técnicamente podemos hacer las siguientes afirmaciones:

Vinilo:

  • Reproduce la forma original de la onda de sonido original, es decir, el sonido no sufre ninguna distorsión con respecto a la fuente original.
  • Reproduce todo el espectro musical, desde las frecuencias más bajas hasta las más altas que el oido no puede captar directamente, pero permite que el sonido se mantenga repleto de armónicos.

CD:

  • El CD evita los defectos del vinilo, es decir, no posee ese ruido de huevo frito y es más fácil obtener unos agudos nítidos.
  • El formato digital está cuantificado, no reproduce la onda original de sonido, si no que la mide X veces por segundo y la aproxima al valor más cercano de los que es capaz de representar. Los CDs tienen una definición de 16bits, o lo que es igual, pueden tomar 65536 valores distintos. A su vez tiene una frecuencia de muestreo de 44.1Khz, es decir, mide el valor de la onda 44100 veces por segundo. En resumen, mientras el vinilo puede tomar infinitos valores de manera contínua, los valores que registra el CD están limitados.

Por tanto, si nos ponemos técnicos el vinilo reproduce fielmente el sonido original. Así que el vinilo es mejor…eso si hay que tener oido para poder diferenciar el sonido de CD de un vinilo no? 😉

Siempre me ha llamado la atención como las personas que tienen alguna dosis de creatividad pueden inspirarse en la cosa mas variopinta y crear algo hermoso. Por ejemplo, Jorge Drexler se lee este enunciado

En cualquier reacción química la masa se conserva, es decir, la masa y la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma y permanece invariable.

Antoine Lavoisier

y compone esta canción


Tu beso se hizo calor,
Luego el calor, movimiento,
Luego gota de sudor
Que se hizo vapor, luego viento
Que en un rincón de la rioja
Movió el aspa de un molino
Mientras se pisaba el vino
Que bebió tu boca roja.

Tu boca roja en la mía,
La copa que gira en mi mano,
Y mientras el vino caía
Supe que de algún lejano
Rincón de otra galaxia,
El amor que me darías,
Transformado, volvería
Un día a darte las gracias.

Cada uno da lo que recibe
Y luego recibe lo que da,
Nada es más simple,
No hay otra norma:
Nada se pierde,
Todo se transforma.

El vino que pagué yo,
Con aquel euro italiano
Que había estado en un vagón
Antes de estar en mi mano,
Y antes de eso en torino,
Y antes de torino, en prato,
Donde hicieron mi zapato
Sobre el que caería el vino.

Zapato que en unas horas
Buscaré bajo tu cama
Con las luces de la aurora,
Junto a tus sandalias planas
Que compraste aquella vez
En salvador de bahía,
Donde a otro diste el amor
Que hoy yo te devolvería

Cada uno da lo que recibe
Y luego recibe lo que da,
Nada es más simple,
No hay otra norma:
Nada se pierde,
Todo se transforma.

Sin palabras…